La globalización e internet

Imaginemos que desde que el hombre habita en la Tierra, todas las ideas, los pensamientos, las emociones y los sentimientos de todas las personas que han vivido sobre la faz del planeta, formaran una capa invisible que llenara por completo la troposfera que nos rodea… Y al igual que con cada inspiración, imaginemos que nuestra mente captara como un receptor las ideas, pensamientos, emociones y sentimientos predominantes en ese aire que respiramos.

Podemos imaginar que Internet -con su capacidad de recorrer la superficie de la Tierra casi en un chasquido- es un poder a tener muy en cuenta. Más aún: con la posibilidad que ofrece (hasta ahora) de divulgar libremente todo lo que cada cual desee, bien pudiera convertirse en un herramienta poderosa para llenar la atmósfera de la Tierra con ideas, pensamientos, emociones y sentimientos que enriquecieran -en su pluralidad de criterios y expresiones- la unidad que nos distingue como especie,  y la dignidad que todos debiéramos gozar por nuestra mera condición humana.

Sin embargo, en la realidad manifiesta de los hechos, el modelo de sociedad capitalista que desde hace décadas impera en los países del “primer mundo”, ha generado un consumo inarmónico y destructivo que explota las riquezas naturales y la pobreza del  “tercer mundo”, produciendo además en los países ricos una creciente desproporción en la distribución de los bienes entre su población. Paradójicamente, la actividad comercial -uno de los pilares del capitalismo-, bien pudiera convertirse en acicate para que los pueblos acostumbrados a subsistir a costa de la sangrante limosna exterior que los endeuda sin esperanzas, puedan por fin vivir de la explotación casi autosuficiente de sus propios recursos.

Quizás haya llegado el momento de ir más allá del dolor y la separación, del odio y las fronteras, de los credos y los juicios de la historia y del pasado, y sentirnos miembros todos de una sola especie que vaga un tanto errante sobre la superficie de un único planeta.  Un mensaje manido -cansino quizás- pero que no deja de perder un ápice de su incuestionable realidad: lo que suceda en una parte de la Tierra nos acaba afectando a todos (cuanto más seamos, más se evidenciará nuestra interdependencia). Desde esa perspectiva, hasta que la paz no sea una realidad manifiesta en todos los confines del planeta, estamos -como individuos y Humanidad- destinados a sufrir las secuelas del dolor y la violencia que impere en ese supuesto aire de pensamientos, sentimientos y emociones que envuelve a la Tierra.

La globalización, tal y como hoy es entendida, implica el dominio de unos pocos a costa de la explotación de la pobreza de una inmensa mayoría; pero “globalizar” también significa “hacer algo universal”. En un inminente futuro, la limitación de la libertad de expresión en aras de la seguridad colectiva, se convertirá en el problema más crucial al que tengamos que hacer frente como internautas… China ha decidido dar marcha atrás provisionalmente a su intento de implantar en todos los ordenadores allí construidos un software -bautizado por las autoridades como “dique verde”-  que bloqueará determinados contenidos: en especial, blogs o webs que sean contrarios al régimen (Marcas como Toshiba o Acer manifestaron sin reservas su visto bueno a instalar en los discos duros de sus ordenadores dicho programa; otras empresas, en especial las americanas, declinaron manifestarse públicamente al respecto.) Para evitar que esto llegue a ocurrir en países donde sus ciudadanos gozan de una libertad que haría imposible una acción similar, aparentemente,  el poder concienciador de Internet puede jugar una gran baza. Sus “armas”: su capacidad de difusión inmediata y la insondable creatividad humana, puesta al alcance de casi todo el planeta por medio de una conexión, un ordenador, un ratón y un teclado.

Los sonidos, las imágenes y las palabras son capaces de derruir con el tiempo hasta los más férreos muros que limitan fronteras ideológicas. De ahí el temor de algunos países fundamentalistas y el recelo con que todos los gobiernos observan a esta “nueva” y creciente herramienta humana de comunicación planetaria. Su capacidad de brindar ocio más o menos destructivo no incomoda tanto, pues es una forma no perjudicial -en especial, para sus intereses- de mantener encapsuladas a las personas en su tiempo libre. El problema surge con las iniciativas que incitan a formarse un criterio propio que les anime a cuestionarse el porqué de las cosas; o con la información visual que muestra la realidad desnuda, sin franja negra que oculte a los ojos lo vergonzoso, ni recortes que suavicen la evidencia inhumana en toda su dura franqueza.

La Red es el reflejo visible del sentir y el pensar humano que la Humanidad respira hoy en día en la Tierra. Un aire que todos respiramos y del que todos somos en cierta medida responsables… Cualquier internauta  puede hoy en día difundir una idea, un pensamiento, una canción,  una imagen que fomente una reacción de fraternidad, de odio racial, de violencia, de perdón… La responsabilidad será del autor, pero también de quienes atraídos por su llamada se hagan eco y agranden su efecto al visitarla. En cualquier caso, es de suponer que la prioridad esencial hoy en día es justamente que -como intentaron y volverán a intentar en China-, internet continúe siendo mayoritariamente un espacio global, abierto, plural y libre en contenidos, por molestos e hirientes que puedan parecer a individuos, colectivos, países o grupos religiosos: nadie obliga a nadie a visitar lo que no se quiere.

Tenemos ante nosotros el monitor, el teclado y el mundo que nos rodea… Las fronteras que pongamos a nuestras iniciativas de participación en este inminente cambio las marcarán nuestras propias barreras individuales e ideológicas. Las oportunidades para realizarse, divertirse y ayudar así a otras personas, vendrán a cada uno por sí solas,  “casualmente”. Hemos de participar activamente en esa nueva visión de un mundo unido por la red y el desarrollo tecnológico, pero también por el equilibrio comercial y la vivencia pacífica en todos los confines de la Tierra.

Sin ir más lejos, este blog está propiciando nuevos encuentros entre personas deseosas de participar, de sentirse útiles, de compartir experiencias… Quizás, quién sabe, en un inminente futuro su labor como “punto holístico de conciencia” dé como frutos proyectos que plasmen en hechos lo que aquí se promulga. Mientras, sólo nos queda trabajar en lo que está en nuestras manos: nuestra actitud diaria ante la vida.

La utopía seguirá siendo una utopía hasta que cada cual acepte el reto de sembrar para obtenerla. Sembremos desde internet semillas de libertad, dignidad y respeto a nuestra esencia amorosa; germinarán sin duda pequeños frutos en todos los confines de la Tierra.

About these ads

20 respuestas a La globalización e internet

  1. rusoazul dice:

    Internet, salvando las distancias, cada día me recuerda más a unas crónicas akashicas en las que podemos dejar nuestra impronta y nuestras aportaciones para el futuro.

    Es una lástima que esa globalización y capitalismo desmedido del que hablas se vayan apoderando más y más de este medio que, teóricamente, nació para compartir el saber con quien no podía permitírselo por razones económicas o políticas (censura).

    Ya imaginó Heinlein (autor de ciencia ficción) hace unas décadas en una de sus obras, una especie de “multinacionales de la cultura” que se perpetuaban en el tiempo, simplemente viviendo a base de los derechos de autor de obras que estaban caducadas hacía centenares de años, pero que, con nuevas legislaciones de gobiernos corruptos, les permitían renovar esas licencias.

    Es una desgracia que, tristemente, ese parezca ser el futuro al que estamos predestinados.

  2. Bet del Mar dice:

    Muy interesante el comentario… recomiendo una página que expone la situación en la que estamos viviendo, de una manera muy clara y donde no queda lugar a dudas que estamos inmersos en un “plan”, “los amos del mundo”.
    http://www.syti.net/ES/Topics.html

  3. juanarmas dice:

    Rusoazul, brindas unas pinceladas en tu comentario, que muy posiblemente tengan tintes proféticos. Por ejemplo, eliminar servidores de intercambio de archivos por defender los derechos de autor de músicos y cineastas, es igual que censurar el contenido de documentos que pasan por cada fotocopiadora… Un libro fotocopiado es una obra artística pirateada. Ahora que la técnica ha logrado piratear películas y música, más que en una lucha sin cuartel (sopesando los enormes beneficios que se le están yendo de las manos), debieran idear -como algún artista está haciendo- la manera de integrar su arte en internet. Los grandes grupos empresariales que se están formando (tipo google), intentarán monopolizar el contenido… y cobrar cada vez más por el uso de la red.
    Sin embargo, a pesar de que parezca que esto va a ser así, no creo que estemos predestinados a nada. Si se consiguiera que las personas hicieran causa común y creyeran en el poder que tiene la unión de individuos, muy posiblemente se conseguiría que Internet fuera el vehículo donde las personas pudieran expresar sus ideas tal cual las sienten y piensen (como las crónicas akashicas que comentas), por retorcidas o ilógicas que a muchos parecieran. La libertad ha de ser total y plena: y en ello está la maldad y la bondad, la destrucción y lo constructivo; al fin y al cabo, el reflejo de lo que vive este planeta.
    Bet, esa página la había visitado hace poco gracias a un artículo en “trazando caminos”. Ciertamente, da que pensar. Si no la conoces, te animo a que visites ésta:
    http://www.mind-surf.net/
    A ver qué te parece.
    Muchas gracias a ambos por vuestra aportación.
    Saludos

  4. Bet del Mar dice:

    Gracias Juan por recomendarme la página. La iré navegando con tiempo…ya que hay muchas “puertas” por descubrir.
    Un saludo desde esta orilla sur del planeta:
    Bet

  5. juanarmas dice:

    La conocí hace un tiempo a través de su sección “oráculo”.
    Su autora es http://www.mind-surf.net/karinamalpica/
    Un saludo, con mi agradecimiento,
    Juan

  6. Bet del Mar dice:

    Puse un acceso al “Oráculo” desde mis “instantes eternos”. Me pareció bello poder compartirlo con los que visiten la página y así abrir “otras ventanas”.
    Gracias Juan!! que tengas una muy buena semana, abrazos:
    Bet
    Visitaré la página que me dejas de la autora, También he visto la posibilidad de suscribirse al “grupo” y así poder participar del foro y recibir boletines de actualizaciones. Interesante, gracias!!

  7. sagoro dice:

    Hola a todos…
    “este medio que, teóricamente, nació para compartir el saber con quien no podía permitírselo…”: sería bonito… pero en realidad la Red nació (como muchas otras cosas) por necesidades militares,… si, la red la inventaron los militares americanos por los años 60, para cubrir la nececidad de compartir grandes cantidades de datos entre sitios a veces muy lejanos; luego se fueron añadiendo las universidades y otras entidades y al final nos hemos ido conectando los usuarios particulares, pero no nos conectamos a una red “libre”,… todos nuestros movientos y nuestros datos quedan registrados en algun sitio, y hay quien puede acceder a toda esa información por muy privada que sea (por ejemplo los que crearon la Red).

    Podriamos entrar en muchos detalles, pero solo un dato importante…. tan importante que como todas las cosas importantes no nos damos cuenta…: la práctica totalidad de los ordenadores particulares del mundo utilizan un sistema operativo (windows) de codigo cerrado, osea… nadie sabe que “puertas traseras” u “opciones escondidas” pude tener… para ser consciente del poder que supone esto solo ponte en el caso…. imagina que tienes la posiblidad de instalar en todos los ordenadores del mundo un programa en el que puedes meter cualquier opcion que tu quieras sin que nadie se de cuenta…. y ahora dejate llevar por tus más oscuros sueños de poder… a mi me dan escalofrios.
    Solo quería mostrar esta parte de la globalización, aunque no cabe duda de las inmensas posiblidades que nos ofrece este medio, y este mensaje es un ejemplo de ello.

  8. Bet del Mar dice:

    Sagoro, tu comentario me parece un buen aporte al tema. Siempre es bueno conocer lo que nos rodea para poder saber como movernos en esta sociedad.
    Aunque más allá de todo esto, ya no es novedad que todos nuestros movimientos son interceptados y que no escapamos al control de los “amos del mundo”, me quedo con la idea: el que tiene la necesidad de controlar a los demás es porque no puede controlarse a si mismo.
    Saludos desde la orilla sur:
    Bet

  9. juanarmas dice:

    Sagoro,
    no sé si la habrás visto en el hilo, pero igual te gusta esta página que recomendó Bet.
    http://www.syti.net/ES/Topics.html
    Ahí se habla de la desinformación de los informativos televisivos, de la manipulación, del control… Comparto todo lo que comentas pues son hechos; es lo que es: internet nació como una herramienta en un marco bélico, y windows es el reflejo de lo que buscan los grandes “amos”: dar apariencia de libertad pero controlar al máximo. Aun así, a pesar del control existente, no se puede controlar el efecto que produzca la unión o el encuentro de lo que cada persona o colectivo publica en la red. “Casualmente” vi una película que recomendó Bet, que trata en parte de esta locura… y ayer, aprovechando que la daban por la tele, vi “El show de Truman”, cuyo autor supongo que estaría de acuerdo con estos comentarios. En esa película hay frases que merecen la pena tener en cuenta.
    Bet, la idea con la que te has quedado del comentario de sagoro, la encarna el show de truman, en el “big brother” al que se le escapa el cobaya y el “juego”.

    Mi saludo y agradecimiento a ambos

  10. [...] la etapa del marketing 2.0 aparecen varios factores a destacar: el fenómeno de la globalización, la participación, la expresión, la colaboración y el flujo de la creatividad como eje [...]

  11. rudedsy dice:

    es de los mejor esto..

  12. [...]  Juan, Armas. La globalización e internet. http://elviajederiddhi.wordpress.com/2007/11/15/globalizacioneinternet/ Consultada 30/03/2012 a las 9:20 pm Share this:TwitterFacebookMe gusta:Me gustaSé el primero en [...]

  13. [...] –  Juan, Armas. La globalización e internet. http://elviajederiddhi.wordpress.com/2007/11/15/globalizacioneinternet/   Consultada 30/03/2012 a las 9:20 [...]

  14. Micaela dice:

    agan las cosas mas cortas loco

  15. Yesterday, while I was at work, my sister stole my iphone and tested to see
    if it can survive a 25 foot drop, just so she can be a youtube sensation.
    My iPad is now broken and she has 83 views. I know this is completely off topic but I had to share
    it with someone!

  16. Sebastian dice:

    El problema no es la globalización en sí, sino la gestión que se hace de la misma Internet y la globalización

  17. maria betty dice:

    La globalizacion y la internet nos permirte viajar por el universo..

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 68 seguidores

%d personas les gusta esto: