La rueda del tiempo

El Tantra de Kalachacra es la vía más esotérica del misticismo Tibetano. “Kalachakra” significa “Rueda del tiempo” y representa los ciclos de la existencia bajo el “río de la continuidad” (Tantra). Su Santidad Dalai Lama suele iniciar el proceso creador del Kalachakra, y es una expresión del deseo por promover un estado de paz y armonía en el individuo y en toda la humanidad.

Werner Herzog es un creador polifacético: director, guionista, actor, productor… Antes de comenzar su reconocida obra “Grizzly Man”, viajó a Bodh Gaya, en India, justo donde se encuentra la higuera en la que Buda “logró” la iluminación. Allí se iba a impartir el siguiente Kalachakra. Werner quería plasmar en imágenes esta experiencia, tras haber obtenido el permiso por parte de Su Santidad Dalai Lama para la filmación de algunas partes del ritual.

Más de medio millón de peregrinos habían recorrido cientos, miles de kilómetros para acudir a la cita con Su Deidad. Hubo un caso, que muestra “La rueda del tiempo”, de un peregrino que había tardado tres años en llegar: había avanzado miles de kilómetros sólo postrándose. Las personas, al ver su esfuerzo, le habían ayudado durante el camino. Tenía una cicatriz en la frente, en la zona en que había tocado el suelo cada vez que se postraba; cientos de miles de postraciones. A pesar de que -tras tal inimaginable esfuerzo- sería comprensible que mostrara señales de cansancio, su apariencia es serena; satisfecho por haber cumplido su sueño: ser testigo y parte de las enseñanzas del Kalachakra. En otro lugar se encuentran otro grupo de fieles realizando postraciones sin avanzar. Su meta está en realizar cien mil; tardarán semanas; meses, quizás. Una muchedumbre de harapientos contempla el ir y venir de los monjes, extendiendo sus débiles manos a la espera de recibir alguna dádiva en forma de dinero o comida.

Lamentablemente el Dalai Lama no puede realizar todas las tareas propias de su condición, dado su debilitado estado de salud. Aún así, se persona en Bodh Gaya ante la multitud que espera sus palabras. Sin embargo, como se refleja en el documental, Su Santidad no tiene fuerzas para la labor exhausta que ha de acometer, y así lo manifiesta. Su mirada en esos instantes -captada en primer plano por la cámara de Werner Herzog- expresa su dolor y su malestar por fallar ante tales gestos de entrega de cientos de miles de personas.

En esos instantes, el Dalai contempla a sus fieles, que a su vez le observan mudos, expectantes, esperando con esperanza que todos sus esfuerzos se vean recompensados con la presencia activa de Su Santidad… y el Dalai los observa. Y está a punto de expresarse ante el micrófono, pero algo le hace desistir de emplear palabras… Enmudece.

En el siguiente Kalachakra, en Graz, Austria, Werner Herzog acude con su cámara para filmar a Su Santidad realizando en plenitud sus funciones; entre otras, trazando la primera recta del mandala, el cual acabará -tras ser visto por los asistentes- convertido de nuevo en polvo, como símbolo del desapego material y de la transitoriedad de todo lo manifestado. En esta ocasión, el director tiene la oportunidad de realizar una entrevista al Dalai Lama, quien se muestra, como es usual en él, en una actitud relajada y sonriente mientras va desgranando la esencia del significado de los mandalas y sus dioses; en especial, el hecho de que el mandala interior -el estado previo a la ejecución- es la razón de ser y la meta de lo que será luego un detalladísimo y laberíntico dibujo de arena. (Un ejemplo de mandala kalachakra lo podeis ver aquí)

Junto al Dalai Lama aparecen personalidades como Takna Jigme Zangpo un maestro de escuela que ha pasado treinta y siete años en prisión por cuestiones políticas; los últimos ocho años le fueron añadidos a su condena cuando gritó “tibet libre” durante una visita del embajador suizo a la prisión. En esta entrevista hace de traductor el asesor personal del Dali Lama: el conocido monje budita, escritor y fotógrafo, Matthieu Ricard.

Una obra filmada en formato cinematográfico, neutral, donde Werner Herzog plasma -con su original visión de los pequeños detalles y los planos fijos- su espíritu afín a la búsqueda interior del misterio humano.

Promoción en versión original

*Todas las imágenes, extraídas del documental*

FICHA TÉCNICA

TITULO ORIGINAL: Rad der Zeit

DIRECTOR: Werner Herzog

GUION: Werner Herzog

FOTOGRAFIA: Meter Zeitlinger

AÑO: 2003

DURACIÓN: 81 min.

PRODUCCIÓN: Werner Herzog

FORMATO: 1.85:1

Otros documentales recomendados:

LA PESADILLA DE DARWIN

ZEITGEIST- Tu vida tiene valor

MENTES BRILLANTES (living luminaries)

EL GRAN SILENCIO

EL GUERRERO PACIFICO

GRIZZLY MAN- El viaje de un “guerrero amable”

Anuncios

6 thoughts on “La rueda del tiempo

  1. Juan! Agradezco el aporte, la recomendación de este documental impactante y revelador.
    Increíbles imágenes, tanto de los lugares como de la gente que atraviesa esos “caminos sagrados” movidos por su culto y su creencia, desafiando los impedimentos físicos y emocionales para llegar a la meta.
    Honrar el objetivo más allá de todo, en definitiva, una muestra simbólica de lo que es realmente la Vida.
    La belleza y perfección del Mandala, como lo interno se materializa para luego desaparecer como materia, para seguir “existiendo” en otro plano.
    Los gestos, miradas y palabras del Dalai Lama que no pierde su sentido del humor y su fresca simpleza en el diálogo con quien hace la nota, a la vez que transmite tanta Verdad.
    Gracias Juan por compartir estas imágenes 🙂
    Saludos lluviosos:
    BeT

  2. Hola Bet,

    Gracias a ti por lo que viertes en tu comentario. El documental me gustó tanto por lo que muestra e informa, como por el ambiente de aparente caos que consigue transmitir: cientos de miles de religiosos, peregrinos y mendigos, y una forma de proceder que desborda nuestra mentalidad razonadora occidental.

    Hola Concha,

    Gracias a ti por tu valoración y por dejar huella de tu paso 🙂

    Un abrazo a ambas,

  3. Juan, en mayor o menor medida, tal vez con otros rostros u otras características típicas de lo “cultural”, creo que esta escena se repite, me refiero en esencia a muchas otras escenas de peregrinar y de ritos de lugares y celebraciones que el hombre considera sagrados. Ese caos que mencionas, esa combinación entre lo sagrado, lo mundano, en fin… las circunstancias por las que el hombre, en definitiva, atraviesa a lo largo de esta existencia, se pueden apreciar también en rituales de otras religiones o cultos, como dije, salvando las distancias de forma que tienen más que ver con las características externas de las culturas.
    Creo que el hombre, más allá de la cultura a la que pertenezca o la religión, siempre lleva en su interior esa necesidad de exteriorizar su fe y creencia a través de símbolos, iconos, lugares y personajes. Y siempre hay una constante, un punto en donde, aún las culturas más lejanas, se parecen.
    Saludos con sol, tímidamente asomando entre un espeso manto de nubes 😉
    BeT

  4. Hola Sahaquiel,

    El documental lo dieron hace un tiempo en La noche temática, en La 2. Por esa razón no es muy difícil obtener copia en la red.

    Aunque tiene formato cinematográfico (más rico en detalles y visualmente) encajaría perfectamente con los que suele ofrecer esta cadena al “mediodía” (hora canaria 🙂

    A mí me gustó, a parte de lo comentado, por la neutralidad del autor, que no “adapta” la situación a la manera de ver occidental, sino que se limita a “caminar” por la zona y ver… y pararse cuando es necesario.

    Me atrevo a asegurarte que te gustará.

    Un abrazo,

    juan

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s