BIUTIFUL: “puto dinero” y Amor

“Biutiful”, la última película del director de la “Trilogía de la Muerte” (“Amores perros”, “21 gramos” y “Babel”), Alejandro González Iñárritu, nos resalta la fragilidad del ser humano cuando ha de luchar por su subsistencia contra la fría dureza de una gran ciudad y contra su más oscuro y profundo vacío interior.

”¡Puto dinero!”, grita desesperado Bardem en la voz de su personaje, Uxbal, al sentirse culpable del lamentable suceso que arrasa con la vida de muchos inmigrantes; algunos, amigos suyos, incluso niños… Y todo por ahorrarse unos euros en la compra del electrodoméstico que acabaría produciendo el fatal desenlace.

“Puto dinero” que en distintos grados esclaviza en mente y alma a la mayoría de las personas anónimas que esquivamos. “Personas humanas” como nosotros, con sus vidas y sus circunstancias, pero a las que por masificación y miedo preferimos percibir poco menos que como una marea de cuerpos y sombras que se desplaza.

Ese desgarro interior, individual y colectivo, constituye en gran medida la base de toda esta interesante obra. Su director humaniza y personaliza ese desgarro en la figura de este actor de nacimiento canario y mirada universal, y al igual que en la mayoría de sus obras, Alejandro González Iñárritu hilvana un universo de universos paralelos con vivencias que entrecruzan personajes; la mayoría de ellos rotos, como el propio Uxbal de Bardem.

La conexión que este personaje mantiene desde niño con el otro lado del puente, le hace ganarse algunos euros como médium. Esa unión se convierte en bendición y condena hasta el final de su experiencia vital, cuando  su lucha termina y observa todos sus lastres desde la otra orilla.

Una película que en su aparente dramatismo nos anima a darnos cuenta de que, más allá de las miserias y tristezas construidas, propias y extrañas, existe un milagro que llamamos vida: un arco iris de posibilidades que va más allá de la infinita variedad de tonalidades grises a la que esta sociedad en su dureza nos tiene acostumbrados, a fuerza de condenarnos.

En suma, una buena obra, unos buenos personajes, una buena revoltura de emociones y un buen mensaje: más allá de la dureza de nuestras circunstancias y de nuestro entorno, vivir es un milagro hermoso, como hermosa es en su fondo nuestra esencia humana.


http://www.biutifuloficial.com/

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s