“DESPERTANDO”

Captura de pantalla 2013-10-13 a la(s) 18.07.52

“Despertando” es un proyecto personal que aboga por la unificación de la dualidad de los “contrarios”, representados a nivel planetario como  la fusión del Viejo y Nuevo Mundo; a nivel racional, como la fusión de los dos hemisferios cerebrales; y  a nivel existencial, como la fusión del individuo en la unidad de consciencia. En suma, “Despertando” apoya la experiencia del despertar a la comprensión ancestral de nuestra única y real naturaleza…  Nuestra divinidad.

Más allá del tiempo y el espacio, de los credos y las razas; más allá de cualquier prejuicio que distinga nuestra peculiaridad al precio de separarnos; más allá de cualquier limitación física o mental; más allá de los mandamientos religiosos, de los tabúes y certezas consideradas inmutables. Más allá de todo, está la realidad pura y simple de nuestra unicidad.

Toda separación nunca jamás podrá ser sanada sin antes una honesta aceptación de uno mismo y del mundo que somos… De igual modo que un místico nunca jamás podrá demostrar la existencia de “Dios” como causa primaria y esencia de la Existencia, tampoco nunca podrá un ateo explicar cómo es posible que exista el sabio e inteligente Orden que podemos observar en la existencia de los seres, de los planetas, de las galaxias, del firmamento, del universo…

Nacimos para reaprender a maravillarnos por este milagro que es la existencia, por medio de este juego tragicómico que conforma nuestro existir como seres humanos. La Tierra se convierte así, no sólo en nuestra Pachamama –en la madre Vida que se nos entrega-, sino además en nuestro único patio de juegos en este tablero que llamamos realidad.

El hombre necesita al hombre. Así de simple, así de claro.

Toda sociedad –como sistema de convivencia- utiliza como herramienta de control fomentar la necedad. Aniquilar la cultura. Aniquilar la capacidad de maravillarnos…  Actualmente, estamos en los albores de la sociedad que despegue en lo tecnológico pero a cambio de arrasar con gran parte de la belleza que sembraron nuestros ancestros desde el principio de los tiempos. Con nuestra “alma ancestral”.

Estamos  viviendo también la aniquilación del valor de las palabras, pues no hay palabras que puedan expresar y menos aún tasar lo que está en juego: nuestra dignidad y nuestra sacralidad como seres e individuos; en cierto sentido inapreciable a nuestro juicio, la autodestrucción esencial de nuestra humanidad. El hombre plano, uniformado, aniquilado en su pluralidad de individuos, culturas y pueblos. El hombre máquina que vaticinaba Charles Chaplin, George Orwell o Aldous Huxley.

No hay mayor felicidad que la libertad que da el sentirse Uno y en paz… Ésa es la meta que merece recorrer todo camino de verdad. Para eso estamos vivos: para afirmar nuestros valores, trabajándonos para ser realmente libres.

No es cuestión de avivar más miedo que del por sí nos inyectan cada día los distintos gobiernos a través de sus medios de condicionamiento  -léase prensa y la diosa de la televisión-. Al contrario. Se trata de asumir nuestra parcela de responsabilidad, honestamente, voluntariamente y comprender hasta el tuétano de nuestro ser que sólo podemos aspirar con ciertos visos de éxito a cambiar realmente una sola cosa: nosotros mismos.   Y no  por medio del juicio hacia lo propio o lo ajeno -como nos enseñan y promueven a través de los medios-, sino por medio de la comprensión amigable y paciente de nuestras luces y sombras.

Ese es el camino: el cambio personal. Ese cambio, por sí mismo, no sólo sumará sino que multiplicará las posibilidades de que este cambio global que recién estamos atravesando sea lo menos hiriente y violento.

“Despertando” es también un agradecimiento a quienes me han ayudado a comprender un poquito el misterio de mi existencia y, por naturaleza y extensión, la del ser humano.

Inicialmente se realizó el video en un solo bloque, pero al margen de su duración,  era muy probable que chocara en ambos sentidos la asociación del gnosticismo psicológico y espiritual occidental con la vía “chamánica”, origen del Ser ancestral…  Por eso se ha adaptado el video inicial a dos bloques: Las indicación de Antonio Blay y el bello trabajo hipersimbólico de Nicomedes Gómez por un lado, y la recreación de aspectos ancestrales de México –cuyo significado supuestamente es “el ombligo de la Luna”-. Se destaca en este segundo video la presencia de dos personas amigas, cada cual siguiendo  su camino,  y que junto con la amiga Alejandrina me facilitaron y guiaron en la inducción de experiencias cumbres: Octavio Rettig y César de Morey.

A continuación se incluye el video íntegro y las dos partes en que luego fue adaptado. Por si hay problemas con visitando, aparece tanto el video subido a youtube como a vimeo.

Gracias  por su atención 🙂

“Despertando”  [Integro] – 22´  21 ´´

“Despertando” con Antonio Blay y Nicomedes Gómez – 17´ 02´

“Despertando” en el ombligo de la Luna – 6´ 04´

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s