La verdad del viejo capitalismo

Una atinada descripción en su sencillez del sentido con que se ha desarrollado el capitalismo y de la imperiosa necesidad de buscar nuevos cauces de lucro que no lleven parejo el daño, el abuso, la extorsión o la extinción del medio natural o de otros seres vivos.

Quizás sea tiempo de acabar con los “ismos” y saltar hacia un nuevo Renacimiento.  Quizás no sea ya una cuestión de utopia, idealismo o romanticismo. Quizás sea consecuencia de la ley de equilibrio que dicta la Naturaleza ante un planeta que como ser vivo se debilita y enferma por la accion parasitaria humana:  con el medio natural, con los seres vivos, con los de su misma especie y hasta consigo mismo. Aun estamos a tiempo de subsistir, si bien la biodiversidad de la Tierra cada vez resulte más menguada y reducida.

 

“¿Al rescate de qué?”, por Koldo Aldai

El pánico de la crisis invita a operaciones cuanto menos extrañas. El temor va calando todo, permea incluso la memoria hasta hacernos olvidar que este sistema estaba llamado a lo que ahora padece: a una profunda crisis capaz de provocar su propio y radical cuestionamiento. Ese pánico, esas constantes soflamas salvíficas de los economistas y políticos, empujan a pensar que hemos de implicarnos en el rescate de una civilización abocada a su fin. Evito la palabra fracaso en tanto en cuanto seguramente fue preciso haber transitado el desierto de la depredación y la explotación, de la ausencia de valores superiores, para poder reorientar nuestros pasos. De enrolarnos ahora en el empeño al que se nos convoca, habremos de observar previamente qué es lo que en definitiva se trata de salvar. No podremos olvidar que para que nazca una nueva civilización basada en los valores de la cooperación y el compartir, la anterior, asentada en los principios del materialismo y el sálvese quien pueda, deberá ir decayendo. Continúa leyendo “¿Al rescate de qué?”, por Koldo Aldai

Cambios

Vivir conlleva transitar una constante sucesión de cambios. Hasta los fenómenos que supuestamente marcan el inicio y el final de nuestras vidas no dejan de ser tránsitos en sí mismos, por lo que bien pudiera afirmarse que toda la Manifestación de toda la Existencia en todos sus procesos transcurre bajo la perenne acción del cambio. Todo cambia en todos los niveles, permanentemente. Tanto si se observa el funcionamiento del Universo bajo parámetros cosmológicos como si se intenta fragmentar un femtosegundo*, el fenómeno constante del cambio siempre estará presente. Continúa leyendo Cambios

En oración y comunión

El sol es símbolo de vida, de dar, de fuerza, de energía y también de curación.

Hoy y mañana, enfrente del sol, recibiendo sus rayos reparadores, cada uno de nosotros puede hacer un trabajo de comunión.

Comunión con toda la humanidad, con el mayor respeto, y desde lo más sagrado. Porque cada uno de nosotros tenemos un lugar sagrado dentro, en el que hay una semilla.

Estos hermanos japoneses, en medio de la devastación total a su alrededor, han parado un momento para conectarse con lo superior y para desde allí poder tender la mano a los que no están. Continúa leyendo En oración y comunión

Prioridades mundiales

“Informe sobre desarrollo humano PNUD 1998, cuadro 1.12, página 51, “¿Las prioridades mundiales?”. Los datos de enseñanza, agua, salud reproductiva y nutrición básica son lo que costaría obtenerlos para todo el planeta. Los otros son “tristemente” reales”.  Fuente y  gráfico: mujer palabra

___________________________________________________________________________________________

Aunque ha pasado una década, da la impresión que los objetivos de las distintas naciones tienden, en general,  a ser los mismos.  Los ciudadanos, las personas, ocupamos un lugar de engranaje tanto en su mecánica y objetivos cotidianos así como en sus prioridades a corto y largo plazo.  Muy dificilmente las naciones pasarán más allá de acuerdos puntuales motivados por sucesos concretos. Al fin y al cabo, el gráfico así lo expresa, todo se reduce como prioritario a defender las fronteras y al sistema establecido, incluyendo su maquinaria productiva (en el que se incluyen sus ciudadanos como sustituibles piezas). Continúa leyendo Prioridades mundiales