Sexo original

“Desde la posición en que la observaba -tumbados en la cama, con la cabeza apoyada sobre sus rodillas-, la visión de su sexo acrecentaba la belleza de su sonrisa.” El viaje de Riddhi

El sexo -todos lo hemos vivido- es goce, ternura, pasión, suspiros, abrazos, risas, besos; es un dejarse ir, un sentimiento de fluir, ajeno por completo a los dictados de esa voz mental que habla en nombre de quien creemos ser.

El sexo es un oasis en medio de esta locura en la que nos vemos envueltos nada más nacer. El ser humano, por haber aceptado las ideas y creencias de otros individuos de su especie, es el único ser vivo que se avergüenza de su sexualidad; de su energía: de su fuerza. Y al intentar reprimir lo que forma parte tan íntima y profunda de nuestra naturaleza, comienzan los problemas.

Una sociedad que fomenta en sus medios las imágenes violentas y la actitud agresiva, y sin embargo, censura la sexualidad -hasta la simple visión de los órganos reproductores-, no da sólo señales con ello de sostenerse sobre una base hipócrita, sino lo que es peor: muestra el síntoma evidente de una percepción enfermiza y distorsionada de lo que el sentido común considera reflejo natural en el resto de las especies. Continúa leyendo Sexo original

€L €ngaño

“El contacto inicial se centró en las manos, explorando sus tersos cuerpos mientras sus ojos reflejaban el despertar de su sensualidad. Poco a poco, los sentidos se fueron avivando, empapándose con la cálida humedad de sus bocas, excitándose con el contacto de sus lenguas al besarse apasionadamente. En su misterio, se sentían como dos universos infinitos e insondables fundiéndose en un único deseo.” El viaje de Riddhi.
Continúa leyendo €L €ngaño