Un entramado universal de dioses jugando a trascender sus propios dramas

Vivimos dramas que recreamos constantemente. El drama alimenta y da consistencia a la idea que ha tomado nuestra identidad. Vivimos como poseídos,  pues en gran medida nuestra dramatización es una posesión.

Poseído el violento y el pacifista de puertas a fuera. Poseído el que se cree una marioneta en manos de las circunstancias y poseído el que juega a creerse a sí mismo su juego de enseñar a los demás a creer en sí mismos. Poseído el ateo más injurioso y el creyente obsesionado en acatar a pie juntillas el credo al que rinde culto y pleitesía a cambio de hacerle sentir un poco más limpio, un poco más sano, un poco más cercano al roce cariñoso de un dios que suele tener tintes tiránicos. Seguir leyendo

¡Desorden en la sala!

Una compañera nos ha enviado un divertido correo en el que se afirma que su contenido son extractos de un supuesto libro “Desorden en el tribunal”, que como le ha sucedido al periodista Andrés Chaves tampoco hemos podido localizar en la red.  En todo caso, hayan sido o no verídicas las respuestas y preguntas transcritas por un taquígrafo y dadas  por abogados, testigos o acusados, seguro que nos provocarán más de una sonrisa.

Abogado : ¿Cuál es la fecha de su Cumpleaños?
Testigo: El 15 de Julio.
Abogado : ¿De qué año?
Testigo: Todos los años.
Seguir leyendo

Dándose cuenta, con Cesar de Morey

Hace unos cuantos años me llegó por “causalidad” buscando en internet una audio que parecía  una meditación guiada.  Quise compartirla, y a pesar de haberla subido a una cuenta no premium aún continúa en red; puedes bajarla aquí.

No sabía quién era esta persona, pero el archivo me resultó muy útil durante bastante tiempo. Posteriormente conocí su identidad: Cesar de Morey.   Nos enviamos una serie de correos, en donde le expresé mi agradecimiento, él me indicó su página e intercambiamos unos cuantos archivos; entre ellos, tuvo la gentileza de participar en este blog con  este artículo. Seguir leyendo

Viviendo

Partiendo del video subido por  Clínica Maternidad La Primavera, en Quito, Ecuador, nos hemos permitido adaptar ligeramente un extracto del mismo, aprovechando para felicitar y agradecer a todas las madres del mundo -en este día que por estas latitudes se festeja el Día de la Madre-, por ser canales en los que se gesta el milagro y el misterio de la vida. Por su entrega y su ejemplo de amor incondicional.

Dicen que nacer es morir y morir es nacer. Algo de ello ha de haber por cuanto contemplar la experiencia del nacimiento y de la muerte suele ponernos en contacto con la vulnerabilidad de nuestra existencia terrenal; y junto a ella, el deseo y en algunos casos la certeza de que tras la muerte la vida inspira y toma fuerza 🙂

Feliz Día de la Madre a todas las madres, estén o no presentes en la Tierra.