Aprendiendo del sentir de nuestro cuerpo

asfasdfasdf.jpg

Tu cuerpo -ese mágico regalo que te ha dado la existencia- es al mismo tiempo tu carcelero y tu puerta hacia la eternidad. Identifícate con él y te verás inmerso en la rueda del dolor y del placer. Siéntelo con amor, en el silencio sin pensamientos, y se descorrerá en Ti la llave invisible de los cielos”. El viaje de Riddhi

Casi todos hemos sentido en alguna ocasión el placer de caminar descalzos sobre la arena de la orilla, justo donde las olas mueren. O recibir con agrado los aromas del monte -del jazmín, del romero, de los pinos- tras haber realizado el tramo más dificultoso del sendero. Son momentos en que dejamos a un lado nuestra “burbuja” de pensamientos y nos permitimos ser más vulnerables al sentir que se expresa a través de nuestro cuerpo. Sigue leyendo

CHIYONO Y SU BALDE DE AGUA (versión de un cuento zen)

 

Chiyono era una mujer bella.

Aunque en su interior atesoraba el amor más puro y hermoso, la mayoría de los hombres que se acercaron a su vida buscaban disfrutar del deseo que les despertaba la perfección de su cuerpo.

Y Chiyono descubrió que no había hombre que pudiera corresponder a su amor; que el único amante que podía ver lo que los ojos velaban era el amor divino. Y vagó de monasterio en monasterio, y en todos recibió la misma negativa. Su belleza sólo podría alterar la tranquilidad de los monjes, y hasta era posible que consiguiera con su sola presencia que más de uno abandonara la austeridad y el silencio.

Chiyono, cansada de ser valorada sólo por su aspecto, deformó su cuerpo sometiéndolo a dolorosas quemaduras. Su rostro, de piel aterciopelada y blanco perla, Sigue leyendo

Mandalas

 

Hace unas semanas, le pedí a Gorka Lasa la imagen de uno de los mandalas que realiza en tinta china. No sabía a ciencia cierta qué impulsaba a una persona o a un grupo de ellas a realizar uno de estos dibujos. Gorka tuvo la gentileza de enviarme una de sus creaciones. En el email, me comentaba:

“Como autor no puedo decirte a ciencia cierta por qué dibujo mandalas desde que era niño, pero la inclinación esta ahí, y para mí se han convertido en herramientas de introspección y auto-descubrimiento, sin mencionar la meditación que induce la labor de hacerlos. La combinación de elementos simbólicos como el laberinto y patrones de geometría sagrada son los rasgos predominantes. Sigue leyendo

La globalización e internet

Imaginemos que desde que el hombre habita en la Tierra, todas las ideas, los pensamientos, las emociones y los sentimientos de todas las personas que han vivido sobre la faz del planeta, formaran una capa invisible que llenara por completo la troposfera que nos rodea… Y al igual que con cada inspiración, imaginemos que nuestra mente captara como un receptor las ideas, pensamientos, emociones y sentimientos predominantes en ese aire que respiramos. Sigue leyendo

Premio Blog del día

Maru Canales ha tenido la deferencia de nominar a este blog -junto con el de otros seis compañeros- como “blog del día”. Tras la grata sorpresa, toca ahora pasar el testigo a otros siete blogs.

Me he tomado el atrevimiento de añadir un elemento al logo que K_nelita creó para este premio. En su artículo, además de dar una valoración que comparto sobre el porqué de estos premios, enumera el protocolo a seguir tras ser nominado. (Gracias Nely por el logo y la explicación. Un saludo desde el otro lado del charco.) Por cierto, este logo puede ser libremente usado, modificado o ignorado.

Y sin más preámbulos, tras abrir el sobre ante notario…, estos son los nominados: Sigue leyendo

Historia de un avatar

Hace casi tres años asistí a una semana cultural organizada por la casa japonesa en el municipio donde resido. Entre las diversas actividades que se ofrecían -ceremonia del té, arreglo floral, el mundo del kimono o la escritura tradicional japonesa- escogí las dos últimas.

El shodou, o caligrafía tradicional japonesa, es la práctica de la escritura de los kanjis, sus caracteres y símbolos. En esa interesante iniciación, se nos indicó que la escritura se realiza de un “soplo”: se toma la inspiración, y al espirar, se deja que el trazo fluya sobre el papel.

Durante aquella época, comenzaba a plantearme la posibilidad de escribir un libro, aunque aún no tenía ni idea de su título, sus personajes ni su trama. Lo único que tenía claro era que el eje se centraría en “el poder del corazón puro”. Por eso -y llevado por la curiosidad en ver plasmado en caracteres japoneses esa expresión-, le pedí a una de las instructoras, la artista Satomi Morimoto, que me dibujara en uno de los papeles de arroz el kanji que representaba “corazón puro”. Ella, algo sorprendida por la petición, se brindó amablemente a realizarlo. Y el resultado fue éste: Sigue leyendo