ST Fusion

ST Fusion es una banda de jazz fusion. Los elementos de su mezcla y la forma de llevarla a cabo, ya convierten en peculiar a este grupo: la música japonesa más tradicional se fusiona y unifica con estilos tan dispares como el jazz, bossa nova o tango, entre otros.

ST Fusion surgió en 2003, en Tokio. Al año siguiente de su primer trabajo discográfico, “Occiriental”, se convierte en grupo; su segunda y última obra es “Diagonal”.

Merece la pena hacer una visita a su web, además de por su contenido -donde se da a conocer su trabajo y su trayectoria artística-, por su original diseño. Sigue leyendo

El Maestro Eckhart y Willigis Jäeger

El Maestro Eckhart nació alrededor del año 1260, en Hochheim, Alemania. Con cuarenta y dos años es nombrado Maestro en Sagrada Teología. Tras su muerte, algunos de sus escritos fueron condenados. Si hoy en día sería motivo de controversia el afirmar que los seres humanos somos Dios (no desde un punto de vista poético, moral o filosófico, sino como una afirmación de nuestra realidad espiritual en el mundo de las formas), en su época provocó un encendido debate.

El Maestro Eckhart se adelantó en siglos a lo que hoy en día es una corriente cada vez más poderosa, que aúna toda una variante de escuelas de los más diversos signos y que se unifican en un punto principal: somos seres espirituales encarnados para descubrir en experiencias la sabiduría del Amor. Y si Dios es el Amor, somos Dios. Somos Vida. Sigue leyendo

CÓMO CONSEGUIR LA PAZ MENTAL Y EMOCIONAL por César Enrique de Morey Muñoz

Hace un mes inserté un audio de meditación guiada de Cesar de Morey. Tras una breve correspondencia, el Sr. Morey me ha enviado un escrito sobre una de las preguntas que le planteé.

Agradeciéndole el que comparta sus experiencias, reproduzco a continuación el texto íntegro. Me decía en el email: “lo que aquí te envío es lo que estoy viviendo, experimentando, no sé si será verdad o no, lo que sí sé es que útil, a mí me está sirviendo mucho y a la gente le está funcionando muy bien.” Creo, Cesar, que a quien haya de llegar llegará, y por supuesto le será útil: hablando desde la experiencia, para mí ya lo ha sido; tanto tu mensaje como tu gesto.

Gracias.

¿Cómo conseguir la paz mental y emocional?

Por: César Enrique de Morey Muñoz

Antes que nada quiero dar una breve introducción de cómo llegué a la conclusión de lo que aquí propongo.

Después de 16 años de búsqueda en diferentes corrientes filosóficas, que por cierto todas me dejaron algo que me ha servido para poder comprender lo que hoy estoy comprendiendo, ¿qué es lo que hoy estoy comprendiendo? Estoy comprendiendo que entender algo es una cosa, comprenderlo es algo diferente y darme cuenta es otra cosa muy distinta de las dos anteriores.

Es decir puedo entender algo sin comprenderlo, así viví muchos años de mi vida, entendiendo sin comprender y creo que la mayoría de los seres humanos vivimos en este nivel “no sabemos y creemos que sabemos” y esto es la causa del sufrimiento (ignorancia e inconciencia)

Con el tiempo empecé a darme cuenta que había cosas que las entendía a cierto nivel pero que no las comprendía lo suficiente como para poder explicarlas expandirlas o profundizarlas, empecé a darme cuenta que estaba entrando a otro nivel de entendimiento, quería saber más sobre lo mismo.

Pasaron varios años en los cuales profundicé en muchas cosas, esto sucedió a nivel intelectual a pesar de que en el proceso había dinámicas vivenciales, en algunos conceptos profundicé tanto que me sentía muy satisfecho y orgulloso de la claridad con las que las exponía, expandía y explicaba en los cursos que impartía.

Mas con el tiempo me di cuenta de que muchos de mis compañeros y amigos de búsqueda incluyéndome, nos habíamos convertido en hábiles manipuladores con la información aprendida y comprendida, pero por más terapias que nos dábamos unos a otros o por más libros que leíamos, no se erradicaban de raíz los juicios, adicciones, compulsiones, miedos, traumas etc. Seguíamos atrapados en esos mecanismos de defender nuestras creencias, de alguna manera sentíamos cierto alivio de saber el origen de ellas y de sentir cierto descanso después de hacer catarsis y procesos de liberación de emociones reprimidas, pero la verdad seguíamos atrapados, solo que con máscaras más pulidas.(ego más sofisticado, mas refinado, mascaras de buenos jajaja)

Hasta que un día comprendí que para poder encontrar la verdadera Paz mental y emocional que andaba buscando y liberarme de esas adicciones, compulsiones, depresiones, celos, miedos etc…, era necesario que encontrara una técnica de meditación que me funcionara, es decir que sintiera que al estarla practicando se estaba elevando mi capacidad de darme cuenta, si no encontraba una que a mi me funcionara como yo comprendía que tenía que funcionar, entonces diseñaría una y la practicaría con una constancia y durante un tiempo razonable hasta que viera resultados nítidos y claros. Esto debido a que había practicado varias técnicas de meditación con las cuales sentía que solo me llevaban hasta cierto nivel y de ahí no pasaba.

Quiero compartir con usted la técnica de meditación que diseñé para aumentar mi capacidad de auto observación, y estar más tiempo en tiempo presente, dicha técnica la estoy enseñando en los cursos que imparto, con esto no quiero decir que soy un maestro o algo por el estilo, simplemente soy un ser humano común y corriente que se ha propuesto profundizar en mi auto conocimiento y quiero compartir mis experiencias. Sigue leyendo

Sexo original

“Desde la posición en que la observaba -tumbados en la cama, con la cabeza apoyada sobre sus rodillas-, la visión de su sexo acrecentaba la belleza de su sonrisa.” El viaje de Riddhi

El sexo -todos lo hemos vivido- es goce, ternura, pasión, suspiros, abrazos, risas, besos; es un dejarse ir, un sentimiento de fluir, ajeno por completo a los dictados de esa voz mental que habla en nombre de quien creemos ser.

El sexo es un oasis en medio de esta locura en la que nos vemos envueltos nada más nacer. El ser humano, por haber aceptado las ideas y creencias de otros individuos de su especie, es el único ser vivo que se avergüenza de su sexualidad; de su energía: de su fuerza. Y al intentar reprimir lo que forma parte tan íntima y profunda de nuestra naturaleza, comienzan los problemas.

Una sociedad que fomenta en sus medios las imágenes violentas y la actitud agresiva, y sin embargo, censura la sexualidad -hasta la simple visión de los órganos reproductores-, no da sólo señales con ello de sostenerse sobre una base hipócrita, sino lo que es peor: muestra el síntoma evidente de una percepción enfermiza y distorsionada de lo que el sentido común considera reflejo natural en el resto de las especies. Sigue leyendo