“Somos la espaciosidad en la que todo aparece y desaparece” – Jan Kersschot

AFOTO FINAL 2

Jan Kersschot nos invita en su último trabajo a abordar una aparente confrontación con lo que es, con lo que somos. En “Más allá” se nos propone establecer un vínculo distinto al que normalmente asume un lector en su compromiso voluntario con un libro. Las palabras que contiene no son el resultado de una reflexión personal del autor dirigidas a la comprensión intelectual del lector. Jan Kersschot nos anima a intentar leer más allá de las palabras, observando simultáneamente el blanco que las sustenta; es decir, abordando su lectura como una indicación impersonal de la Consciencia a la Consciencia, o lo que es lo mismo: un contacto entre olas en la unicidad del océano que somos.

Afín a la actitud sencilla y pragmática de su autor a la hora de expresar su mensaje, el contenido de “Más allá” no pretende sumergirnos en realidades oníricas ni en estados fantasmagóricos de consciencia. La Realidad que nos señala es única, ordinaria, sin niveles ni embelesamientos: “Lo-Que-Es”, por emplear uno de los múltiples conceptos que tratan de apuntar al Misterio Inefable que soporta, contiene y manifiesta Todo.

Desde aquí queremos dar las gracias a Jan Kersschot por su disponibilidad y deferencia al concedernos esta entrevista, así como por la labor que realiza en la difusión de la Enseñanza Viva. Recomendamos la lectura de “Más allá” a los buscadores de enseñanzas prácticas y directas sobre la Realidad última que todo y todos Somos. En sus propias palabras: Continúa leyendo “Somos la espaciosidad en la que todo aparece y desaparece” – Jan Kersschot

La vida es impersonal por naturaleza

“La vida es impersonal por naturaleza, pero la tendencia a personalizar todo es uno de los principales trucos del ego para permanecer en el centro de nuestra historia de vida. Este ego puede ser útil a veces, pero también nos da muchos problemas. El tema clave de estos diálogos es desenmascarar las voces en nuestras cabezas y descubrir el Espacio atemporal y consciente que somos sin esfuerzo. El redescubrimiento de lo que todos somos, conduce a una menor identificación con el ego y, como consecuencia, generalmente conduce a más paz interior, más satisfacción y menos conflictos con los demás”.

Jan Kersschot