¿Qué es ser de derechas o de izquierdas?

Desde una perspectiva histórica, recientemente han acaecido dos grandes sucesos que han dejado sin fundamento la división de opciones políticas en términos de izquierdas o de derechas: la caída del muro de Berlín y el fin del comunismo en la Unión Soviética. Estos paquetes dualísticos de estructuras ideológicas han quedado reducidos a rémoras de un enfoque de acción política que subsiste por mera inercia. Un creciente número de ciudadanos se ha hecho consciente de esta realidad y proclama una vuelta a los orígenes, cuando la Política se resumía y concretaba en la acción necesaria para satisfacer las necesidades de la comunidad; si había personas débiles o enfermas, se les atendía; si algunos tenían hambre, se les alimentaba y ayudaba para que hallaran sus fuentes de sustento; si un anciano se hallaba en sus últimos días, se le intentaba hacer menos doloroso el tránsito hacia el otro mundo. El enfoque no se situaba tanto en el medio de intercambio -en el símbolo del dinero, que más tarde sustituiría al trueque-, sino en los límites que acotaban la dignidad inherente a nuestra condición humana. Bien es cierto que según esa comunidad iba aumentando en integrantes, el valor del individuo iba menguando en incremento del supuesto bien del conjunto, tal y como señala la metáfora del cuarto de baño de Isaac Asimov. Sigue leyendo

La verdad del viejo capitalismo

Una atinada descripción en su sencillez del sentido con que se ha desarrollado el capitalismo y de la imperiosa necesidad de buscar nuevos cauces de lucro que no lleven parejo el daño, el abuso, la extorsión o la extinción del medio natural o de otros seres vivos.

Quizás sea tiempo de acabar con los “ismos” y saltar hacia un nuevo Renacimiento.  Quizás no sea ya una cuestión de utopia, idealismo o romanticismo. Quizás sea consecuencia de la ley de equilibrio que dicta la Naturaleza ante un planeta que como ser vivo se debilita y enferma por la accion parasitaria humana:  con el medio natural, con los seres vivos, con los de su misma especie y hasta consigo mismo. Aun estamos a tiempo de subsistir, si bien la biodiversidad de la Tierra cada vez resulte más menguada y reducida.

 

“¿Al rescate de qué?”, por Koldo Aldai

El pánico de la crisis invita a operaciones cuanto menos extrañas. El temor va calando todo, permea incluso la memoria hasta hacernos olvidar que este sistema estaba llamado a lo que ahora padece: a una profunda crisis capaz de provocar su propio y radical cuestionamiento. Ese pánico, esas constantes soflamas salvíficas de los economistas y políticos, empujan a pensar que hemos de implicarnos en el rescate de una civilización abocada a su fin. Evito la palabra fracaso en tanto en cuanto seguramente fue preciso haber transitado el desierto de la depredación y la explotación, de la ausencia de valores superiores, para poder reorientar nuestros pasos. De enrolarnos ahora en el empeño al que se nos convoca, habremos de observar previamente qué es lo que en definitiva se trata de salvar. No podremos olvidar que para que nazca una nueva civilización basada en los valores de la cooperación y el compartir, la anterior, asentada en los principios del materialismo y el sálvese quien pueda, deberá ir decayendo. Sigue leyendo

Conciencia, libertad y obediencia (I)

“Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación”

Henry David Thoreau

En 196l, el psicólogo e investigador Stanley Milgram realizó un experimento para medir el poder que era capaz de ejercer la autoridad sobre un individuo, hasta el punto de incitarle a realizar acciones que entraran en profundo conflicto con su conciencia personal. Las conclusiones fueron resumidas en su artículo “Los peligros de la obediencia”.

Simulando ser parte de un proceso de investigación científica sobre la memoria, una persona debía preguntar por la palabra asociada en una lista que el otro participante (un actor) había tenido que memorizar en un minuto. Cuanto más se equivocara éste, más intensa sería la descarga eléctrica que por medio de un dispositivo tendría que administrarle el otro sujeto de investigación (el único real del experimento).

En palabras de Stanley Milgram: “El profesor es un sujeto auténticamente ingenuo que acudió al laboratorio en respuesta a un anuncio publicado en un diario local solicitando voluntarios para un experimento científico sobre la memoria. El “alumno” o víctima es un actor que en realidad no recibe ninguna descarga […]El conflicto se plantea cuando el hombre que recibe la descarga empieza a mostrar su molestia. A los 75 voltios refunfuña; a los 120 se queja en voz alta; a los 150 pide que dejen de probar con él. Cuando aumenta el voltaje sus protestas son más vehementes y emocionales. A los 285 voltios lanza un grito de agonía; poco después no emite ni el menor ruido […] El manifiesto sufrimiento del “alumno” le empuja a abandonar la prueba. Pero cada vez que duda en administrar una descarga, el experimentador le ordena seguir. Para zafarse de su compromiso, el sujeto debe romper decididamente con la autoridad […]”*. Sigue leyendo

“De Maestros y Discípulos”, por Cristia

Todos somos maestros y discípulos.

Ser maestro es fácil, muy fácil. Nacemos, vivimos y morimos siéndolo sin que tengamos que hacer nada especial para ello.

Ser discípulos es más difícil porque sólo nacemos con la semilla que habremos de desarrollar con nuestro trabajo, si así lo deseamos.

El maestro, el Portador de la Enseñanza, está por doquier, pero el discípulo despistado, aletargado, distraído, inmaduro…no lo percibe y, en consecuencia, aquélla -la Enseñanza- no es aprovechada. Sigue leyendo

“Nota a una chica asustada”, por el maestro Alberto Vázquez-Figueroa

Si tienes pánico a lanzarte; si tienes miedo a lo que los demás piensen de ti; si no confías en ti misma aun a sabiendas de que te vas a pegar un batacazo o los enemigos son demasiado fuertes, continua vegetando.

Quien no sabe encajar derrotas no merece triunfos.

.–.-.-.-

Web de Alberto Vázquez-Figueroa

Gracias MLB

Krishnamurti online

Una excelente página que sirve como herramienta para conocer el mensaje y la presencia de Krishnamurti. Con abundante material, incluye videos -algunos inéditos- subtitulados en varios idiomas como español, portugués o italiano.

Puedes acceder pinchando en la imagen o haciendo click aquí.